Preguntas más frecuentes


¿El shiatsu es doloroso?

El shiatsu no tiene porque doler. La presión que se aplica con los dedos va en función de la complexión física de cada paciente y de su enfermedad, procurando no sobrepasar su umbral de dolor. De todas formas, hay ciertos puntos que son más sensibles que otros y acusan más la presión. Entonces el terapeuta debe "jugar" con la sensación de placer-dolor que siente el paciente, tratando de no perder el objetivo terapéutico sin llegar a ser desagradable.


¿Es un masaje relajante o curativo?

El objetivo principal del shiatsu es reequilibrar la energía y activar el cuerpo. Durante la sesión el paciente se relaja. La mayoría de las veces asistimos a una terapia shiatsu porque no nos sentimos bien. Entonces el terapeuta debe devolver al cuerpo su capacidad de autocuración y equilibrio. Y esto lo consigue presionando los puntos del cuerpo siguiendo los meridianos de energía, de forma que la energía se va desbloqueando, el cuerpo se desentumece y el cerebro está activo para devolver la salud allí donde hay dolor. El paciente se siente relajado y los síntomas han mejorado o remitido.


¿Cuál es la periodicidad ideal para recibir shiatsu?

La periodicidad depende de la dolencia, en caso que exista. Para prevenir enfermedades y mantener el sistema inmunológico alerta es muy saludable hacer un shiatsu al mes o cada dos meses. Si tenemos alguna dolencia muscular es correcto realizar como mínimo una sesión semanal hasta que exista una clara mejoría. Si tenemos un estado emocional alterado o tensional se puede solucionar en una sola sesión o en pocas sesiones, dependiendo del problema causante. Si tenemos una enfermedad crónica se pueden hacer sesiones semanales o mensuales para aliviar el dolor y mejorar el estado del paciente.


¿Está contraindicado cuando estamos tomando algún tipo de tratamiento farmacológico o radiológico?

El shiatsu no está contraindicado junto a un tratamiento farmacológico o radiológico, pero si existe una infección sí, y también ante ciertas enfermedades graves, como el riesgo de trombosis o de metástasis. Por ello, siempre debe informarse al terapeuta si se toma una medicación permanente.


Puede ser contraproducente en casos de ansiedad?

No. La ansiedad se puede tratar perfectamente con shiatsu, ya que proporciona tranquilidad y bienestar de forma global, y busca la causa del problema, que muchas veces es emocional.


¿Hay algún momento del día o época del año más adecuada?

No especialmente. Cualquier día y cualquier época del año es buena para recibir shiatsu. A cada paciente le afectan cosas diferentes y tiene distintas épocas, por lo tanto, cada uno tendrá un día mejor que otro, pero entonces el shiatsu se aplicará en función del ánimo o dolencia que traiga el paciente, contrarrestando su estado alterado y revirtiendo su dolencia.


¿Se utiliza algún aparato aparte de las manos? Y los pies?

No, sólo las manos y sobre todo los pulgares. Hay terapeutas que también usan los pies y los codos en el shiatsu de suelo, como variantes para desbloquear ciertas zonas del cuerpo más amplias o duras. Esto dependerá del estilo de cada terapeuta.


¿Qué sucede en casos de alergia?

La alergia y demás enfermedades crónicas se pueden tratar con shiatsu, que da herramientas al cuerpo para combatir los agentes externos y/o internos que la provocan, de forma que disminuyen los síntomas. El shiatsu ayuda a aumentar la defensa inmunitaria del cuerpo. En estos casos se recomiendan sesiones periódicas.


¿Es recomendable no conducir después de la sesión?

Hay pacientes que sienten somnolencia después de recibir shiatsu, por lo tanto, es mejor que estos pacientes no conduzcan ni hagan grandes esfuerzos después de una sesión. Ni mucho ejercicio, ni comidas copiosas.


¿Cuáles son los síntomas post-shiatsu?

Después de una sesión de shiatsu todos los pacientes notan relajación, cambios físicos y de ánimo. En algunos casos también pueden aparecer diferentes signos y síntomas, como calor (incluso fiebre), dolor de cabeza, ganas frecuentes de orinar, escalofríos, sudor, somnolencia, etc. que son debidos al movimiento de fluidos que se ha producido en nuestro cuerpo. Los líquidos del cuerpo se han desplazado, las toxinas se han liberado y permanecen en nuestro riego sanguíneo durante un corto tiempo, hasta que se eliminan por la orina, sudor, lágrimas, etc. También se deshacen los estancamientos de energía que pudiera haber, eso da al cuerpo la sensación de agilidad y ligereza. Por otra parte, el estado de relajación puede llevar a sueño e hipotonía.


¿Puedo recibir shiatsu si estoy embarazada?

Sin ningún problema, hasta el octavo mes. Se realiza con la paciente en posición lateral, con cojines entre las piernas, para la máxima comodidad de la madre y del bebé. Se recomienda mucho para reactivar la circulación sanguínea y eliminar líquidos corporales que se acumulan en determinadas zonas.


¿El shiatsu puede eliminar el dolor de cabeza crónico?

Puede mejorar el estado del paciente, relajándolo y rebajando su malestar. También puede ayudar a encontrar las causas de este dolor de cabeza y disminuir su incidencia. Si la causa es emocional puede llegar a desaparecer el dolor.


¿Qué pasa si me duermo durante la sesión?

No pasa nada. El shiatsu continúa haciendo efecto sobre el cuerpo, pues el cerebro está atento y despierto a lo que el terapeuta va haciendo. Además el trabajo energético sigue su curso.

 

¡Si tienes alguna duda o pregunta puedes mandarme un e-mail
y te contestaré lo antes posible!

 

 

Eulàlia Vehil - Terapeuta de shiatsu. Kinesióloga emocional
+34 666 166 986 lalivehil@momentshiatsu.es