¿Qué trata la Kinesiología emocional?

 

La Kinesiología emocional trata muy distintos problemas relacionados con una gestión emocional desajustada o bloqueada.

Ante una situación determinada nuestro cerebro da siempre la misma respuesta. Si esa situación va ligada a una emoción negativa, nuestro cerebro tenderá a olvidarla o a taparla. También creará un sentimiento de rabia o rencor hacia la persona o cosa que produjo esa emoción negativa inicial. Todo eso lo hace la mente supuestamente para protegernos, pero a la práctica genera una serie de atajos para eludir situaciones o emociones que una vez nos hicieron sufrir. De esta forma, nuestro comportamiento acaba basándose en un intento de no sufrir, en lugar de actuar desde la libre voluntad.

Un estado emocional bajo, insatisfactorio, degradado, etc. puede desembocar en la repetición de situaciones desagradables, e incluso conllevar una vida llena de incomprensión y tensiones, y en algunos casos gobernada por la tristeza y la depresión.

La Kinesiología emocional es muy útil para tratar:

  • Bloqueos emocionales
  • Saturación emocional
  • Trastornos de conducta
  • Comportamiento herrático
  • Depresión
  • Tristeza
  • Incomprensión
  • Insatisfacción
  • Apatía
  • Autodestrucción
  • Déficit de atención en niños

La Kinesiología emocional se puede realizar en personas de todas las edades. Es muy útil en niños, para solucionar problemas de atención, de conducta, apatía o mal comportamiento.

También ayuda mucho en personas de mediana edad, que quieren revisar problemas emocionales que arrastran durante años y nunca antes han sido destapados ni tratados. Llega un momento que la persona está dispuesta y preparada para realizar cambios, para responsabilizarse de su vida, para actuar desde la libertad y la conciencia plena.

 

 

 

 Eulàlia Vehil - Shiatsuterapeuta. Kinesióloga
+34 666 166 986lalivehil@momentshiatsu.es